28 de marzo de 2013

Torrijas

 
Para seguir la tradición de Semana Santa, hoy he merendado torrijas ¡y qué ricas estaban! Ya sé que son muy facilitas de hacer, pero seguro que hay más de uno que aún no ha probado a hacerlas en casa ¿verdad? ¡ánimo! se hacen en un momento y el resultado es estupendo.
Las torrijas pueden hacerse aromatizadas de muchas maneras distintas, en esta ocasión os propongo unas especiadas y con un toque de naranja. Me encanta ese aroma en los tés o los bizcochos, así que ¿por qué no en las torrijas? es sólo un toque así que no os preocupe que pueda saber demasiado a especias, al contrario, con la cantidad justa no se identificarán claramente todos los sabores, pero ahí estarán haciendo en conjunto un sabor delicioso ¿te animas a probar?
 
¡Manos a la obra! Primero preparamos todo lo que vamos a necesitar:
  • Un plato con rebanadas de pan de un centímetro de grosor aproximadamente o algo más, mejor si es pan de ayer. Lo cierto es que yo no tenía y usé pan comprado en el día, aunque tuve la precaución de cortar las rebanadas nada más llegar a casa y dejarlas al aire hasta la tarde, para que endureciese un poco.
  • Calienta en un cazo medio litro de leche al que habrás añadido un palito grande de canela cortado en dos (al partirlo olerá aún más), 2 clavos y un grano de cardamomo (su aroma es muy fuerte y a mí me parece que con un grano es suficiente, pero lógicamente esto va en gustos). Retíralo del fuego justo antes de que hierva y añade ralladura de naranja. Cuélalo al pasarlo a un recipiente alargado y poco profundo y resérvalo mientras se va enfriando.
  • Bate tres huevos en otro recipiente y reserva.
  • Pon papel absorbente en un plato. A él sacarás las torrijas de la sartén para que escurran el aceite.
  • En otro plato añade azúcar, un poco de azúcar avainillado y canela en polvo. Para rebozar las torrijas una vez escurridas.
  • Una sartén grande con abundante aceite. Tiene que ser grande para que las torrijas tengan su espacio y hacerlas de pocas en pocas.
Y ahora ¡procedemos! Es un trabajo en cadena, que tiene que hacerse con agilidad, por eso hemos tenido la precaución de tener todo lo anterior preparadito antes de empezar a freir.
Calienta abundante aceite en una sartén grande. Empapamos las rebanadas de pan en el bol con la leche aromatizada, a continuación las rebozamos con el huevo batido y las freimos con el aceite bien caliente, se hacen rapidísimo así que no les quites ojo, vuelta y vuelta o se te charruscarán. Baja un pelín el fuego para que se hagan por dentro y no se quemen por fuera. Saca las torrijas de la sartén al plato del papel absorbente para que escurran y a continuación las rebozas en el plato con el azúcar ¡Y listo!
 
 
No tiene muchas ciencia ¿verdad? pues hala, ponte a ello, que es un momentín y te chuparás los dedos. Yo voy a seguir cultivando mi jardín.

17 de marzo de 2013

Galletas de Pascua

¡Hola a todos! Sí, ya sé que hace un montón que no os escribo, pero bueno, al fin aquí estoy y con unas galletas de Pascua que además de riquísima son una preciosidad ¿no os parece? Si os apetecen no tenéis más que poneros en contacto conmigo en falerina@falerinasgarden.com